IRRESPONSABILIDAD

02 de Junio de 2020

La Justicia Federal investiga la insólita cadena de contagios que se produjo en Necochea

Un total de 22 personas se infectaron a partir de un baby shower. El foco se originó en una persona que viajó a Capital Federal, donde contrajo el coronavirus y a su regreso, lo habría propagado

Redes Sociales
Bernardo Bibel, Juez Federal de Necochea
¿TIENES UN COMERCIO? CONOCE CÓMO APROVECHAR LAS VENTAJAS DE APARECER EN TIENDAS DEL BARRIO.

El Juez Federal de Necochea, Bernardo Bibel, en diálogo con RADIO MAXIMA, dio detalles sobre el rocambolesco episodio ocurrido en esa ciudad, donde una fiesta ilegal fue el desencadenante de que 22 personas resultaran contagiadas de COVID-19, se descubriera que el origen del contagio reside en una persona que viajó a la Capital Federal donde contrajo el virus y luego, a su regreso, tomó contacto con varias personas, entre ellas una mujer que trabajaba en un geriátrico ilegal, donde resultó afectado un anciano.

El Juez Bibel expresó que “este es un hecho lamentable desde todo punto de vista porque quienes lo cometieron no pensaron en la salud de la gente y nuestra intervención judicial se debe a que tanto el Municipio como las fuerzas policiales advirtieron que era una situación mucho más irregular que las que suelen ocurrir por la forma en que se produjeron los contagios”.

El magistrado explicó que “si bien se trata de contagios estrechos, no se lo puede calificar de comunitario, ya que se determinó que hubo una persona que habría salido de la ciudad de Necochea para concurrir a un hospital de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a realizarse una intervención quirúrgica y ahí es donde aparentemente contrajo el coronavirus ya que si bien esto está bajo investigación ya tenemos bastantes certezas. Este individuo en lugar de realizar la cuarentena a su regreso, tomó contacto con otras personas, quienes a su vez organizaron esas famosas fiestas ilegales ya que además del conocido baby shower estamos investigando un posible festejo de un cumpleaños en otro sector de Necochea”.

Según relató Bibel, el foco de COVID-19 “así se fue diseminando y hoy tenemos 22 casos confirmados que se han reportado en las últimas 48 a 72 horas. Según lo que nos trasmiten las autoridades sanitarias la cadena de contagios sucedió de unas personas a otras y una de ellas habría concurrido a una obra en construcción y allí tomó contacto, irresponsablemente, con ciertas personas a través de compartir el mate y de esta forma se desató el foco”.

El Juez Federal Bibel indicó que “hasta que ocurrió esta situación, Necochea estaba con un aislamiento más laxo, ha gente podía transitar por la playa, ir a caminar al parque que tenemos en nuestra ciudad similar al Unzué de Gualeguaychú (N. de R: Parque Lillo), la ciudad estaba casi en fase 3 y este episodio hizo volver para atrás esas medidas ya que se ha vuelto a estar en cuarentena estricta desde este lunes. Desde el punto de vista judicial hemos ordenado la realización de varias medidas e investigamos otros hechos que rodean a esta trama. El 23 de mayo hemos constatado que se llevó a cabo el baby shower y a partir de esa fecha es que hay que determinar cómo se fueron contagiando todos los afectados a partir de esta persona que estuvo en CABA y presumiblemente propagó el virus”.

Asimismo el Juez Bibel reveló que “este hombre, está investigado, entre otras cuestiones, para determinar si el permiso que utilizó para viajar a la CABA es apócrifo o no y porque también, a su regreso de la Capital Federal, tomó contacto con una mujer que estaba encargada de preparar los souvenirs para el baby shower y esa mujer a su vez, tenía contacto con varias personas que participaron de esa fiesta y no solo eso ya que trabajaba como personal de maestranza en un geriátrico clandestino de Necochea que ya hemos clausurado. En ese geriátrico se produjo el contagio de un abuelo”.

Finalmente, el Magistrado se refirió a las consecuencias penales y posibles reclamaciones económicas que podrían enfrentar las personas que actuaron tan irresponsablemente: “Este caso está rodeado de un montón de sucesos y detalles que sorprenden. Una cosa es violar la cuarentena pero además, en este hecho que investigamos debemos tener en cuenta el artículo 202 del Código Penal que establece que aquella persona que propagara una enfermedad contagiosa y que fija una pena de 3 a 15 años de prisión y podríamos llegar a aplicarlo respecto a este episodio. Además de las consecuencias penales también estudiamos las económicas, ya que estaba previsto que desde este lunes, por un decreto del Municipio de Necochea se habían autorizado la apertura de varias actividades comerciales. Al retrotraerse la medida, esto causó muchos perjuicios a los comerciantes de la comunidad que, pese a haberse preparado para la reapertura de sus locales, no pudieron ni pueden hacerlo ahora”, concluyó Bibel.


Gracias por tu interés en breve te estaremos llamando!

¿Estás interesado en anunciar en MaximaOnline?

Déjanos tus datos y un responsable del área comercial te estará contactando a la brevedad!
Completa tu Nombre!
Completa tu Numero de telefono!
Completa tu Email!

Estamos en Facebook danos un me gusta!