LIGA PROVINCIAL

15 de Mayo de 2017

Neptunia barrió la serie y se metió de nuevo en la final

El Tricolor superó a Racing 83 a 74 y se metió por segundo año consecutivo en la final de la Liga Entrerriana. El equipo de Garciarena manejó siempre el trámite del partido, llegó a sacar 21 puntos y supo aguantar la embestida de su rival, para quedarse con un triunfo merecido que lo deposita en la final ante Olimpia.

Redes Sociales

Neptunia salió mejor pisado en el juego, lastimó a la defensa zonal que propuso Racing con tres triples –dos de Segura y uno de Carabajal- que le dieron la primera diferencia, mientras que los académicos, que sorprendieron con una formación titular más liviana sin Mander y Bernardi, empezaron a evidenciar enormes dificultades para jugar sus ofensivas. Salvo una pelota en la que Castellani pudo ganar adentro, el resto de los ataques del equipo de Aldo Risso fueron muy forzados, sin una idea clara de juego y pasando la bola por el perímetro sin lastimar.
Neptunia se fortaleció en su canasto y pudo correr bien la cancha, empezando a despegarse en el tablero, con un buen trabajo de Carabajal, los rompimientos de Linares y un buen partido de Tomasevich con el tiro a distancia, llegando al cierre del primer cuarto al frente 29-13 ante un Racing desconocido.
En el segundo cuarto los académicos buscaron profundizar el juego para Mander, pero no consiguieron desnivelar con la potencia del pivot, que recibió una buena defensa. Los académicos fueron mucho a la línea, dado que Neptunia entró rápido en penalización, pero de nuevo el equipo de Risso tuvo bajos porcentajes desde la línea (12-20 en el primer tiempo) y le costó mucho poder recortar.
Neptunia se mantuvo firme en defensa, sabiendo que allí estaría la llave para ganar el partido, llevó a Racing a cometer muchos errores y a seleccionar mal sus lanzamientos. En ofensiva, los tricolores se apoyaron en el oficio de Carabajal para conducir al equipo, el “Pulga” supo cuando acelerar y cuando jugar ataque estacionado, sumando además una buena cuota goleadora en su planilla personal.
Sin tener la eficacia del primer cuarto, pero sosteniendo el partido con su defensa y forzando errores casi en forma permanente en su rival, Neptunia se mantuvo cómodo al frente y se fue al descanso ganando 42-26.
En el segundo tiempo Racing intentó una reacción, pero de nuevo chocó contra su impericia para poder jugar con relativa claridad. Forzó demasiado sus ofensivas, pocas veces pudo dominar en el poste bajo con Mander y de nuevo volvió a tener jugadores muy por debajo del nivel necesario para afrontar un juego decisivo. 
Neptunia aprovechó un gran pasaje de Tomasevich para despegarse y tomar la máxima de 21 (47-26) en el inicio del parcial. Sin embargo, tal cual pasó el viernes, los tricolores empezaron a perder piezas fundamentales en su juego interior por faltas, Segura dejó la cancha en el tercer cuarto y el resto estuvo muy cargado, situación que Racing no supo aprovechar, porque Mander y Salazar jamás pudieron desnivelar en la pintura y los académicos se sostuvieron en el goleo con un buen segundo tiempo de Castellani, pero sin encontrar reacción en el resto del equipo.
Manejando la diferencia y jugando con la desesperación de Racing, Neptunia llegó al cierre del tercer cuarto al frente 65-51, aunque en el arranque del cuarto final, por única vez se sintió incomodado por su rival.
Racing se la jugó, con más coraje que bien juego. Con Castellani y Fabricius empujando, los académicos pudieron por única vez en el partido tomar el control, ayudado porque Neptunia bajó el ritmo, perdió claridad y dejó crecer a Racing. Con un parcial de 13-5 y empujado por su gente, Racing se puso a tiro, achicó y se colocó 6 puntos abajo (64-70). Pero cuando tuvo que mantener la claridad para seguir achicando y aprovechar la salida de Cansina y Linares, que debilitó el juego interior de Neptunia, los académicos perdieron dos cargas seguidas y Neptunia reaccionó con un buen pasaje de Lado, que asumió protagonismo en ofensiva junto a Tomasevich, para despegarse y llegar al cierre del partido sin apremios.
Neptunia hizo mejor las cosas que Racing en el balance final de la serie. Tras el triunfo agónico del viernes, ayer fue superior en casi todo el partido y ganó con autoridad, apoyado en un inteligente planteo táctico especialmente en la defensa y con figuras importantes como Carabajal, Lado y Tomasevich.
Neptunia está de nuevo en la final. Con la ilusión intacta y el objetivo claro de poder ir a buscar el título y el ascenso ante Olimpia. Nadie podrá quitarle la ilusión a los tricolores, que siguen soñando despiertos.

 

FICHA

 

83/74

Neptunia:

A. Carabajal 11, S. Tomasevich 26, C. Linares 7, A. Kruzich 3, L. Segura 6 (FI) J. Rey 0, F. Dorregaray 0, T. Leuze 8, M. Lado 18, J. Cansina 4, A. Díaz 2. Entrenador: Francisco Garciarena.

Racing Club:

A. Cardoso 8, A. Pascual 6, T. Fabricius 16, L. Castellani 19, F. Salazar 2 (FI) P. Más 2, M. Villagra 4, A. Batto 0, D. Bernardi 9, P. Mander 7. Entrenador: Aldo Risso

Estadio: José María Bértora
Parciales: 29-13; 42-26; 65-51
Árbitros: Mendoza, Giorello, Robles

 

El otro finalista

Olimpia superó agónicamente a Talleres 79 a 78 y también barrió la serie semifinal, alcanzando la final donde tendrá ventaja de localía ante Neptunia. Un doble de Adrián Almeida a falta de dos segundos del final, le terminó dando la victoria a Olimpia, que extendió su racha invicta y llegó a la final luego de varias temporadas. 

Fuente: El Argentino


Gracias por tu interés en breve te estaremos llamando!

¿Estás interesado en anunciar en MaximaOnline?

Déjanos tus datos y un responsable del área comercial te estará contactando a la brevedad!
Completa tu Nombre!
Completa tu Numero de telefono!
Completa tu Email!

Estamos en Facebook danos un me gusta!