CIERRE

08 de Enero de 2017

El mal tiempo dio lugar para que miles de personas disfrutaran la segunda noche de la Fiesta del Pescado y el Vino entrerriano

En un domingo donde la lluvia parecía que podía arruinar todas las actividades al aire libre, se pudo realizar el cierre de la Fiesta del Pescado y el Vino entrerriano.

Redes Sociales
Cierre del evento

Los radares indicaron que el tiempo mejorarìa y que kla lluvia iba aparar, por lo que la organizaciòn del evento comenzò a acelerar los trabajos para poner en marcha la segunda noche del evento.

 

Los vecinos con sus reposeras y ocupando las gradas, en el  predio ubicado en la Costanera de la ciudad, empezò a darle el entorno ideal  para vivir la noche de cierre de la Fiesta del Pescado y el Vino entrerriano, un momento de encuentro de la familia gualeguaychuense. Hubo shows de artistas locales, puestos para degustar pescados de ríos y vinos de localidades de la provincia, y un gran cierre de la mano de Peteco Carabajal que hizo vibrar al pùblico entusiasta que disfrutaba del artista.

 

Fue el cierre de un evento que se suma a la propuesta de verano de la ciudad.

Fiesta del pescado y el vino entrerriano

Armado, patí, bagre, surubí, sábalo, dorado o cualquier pez de carne firme, un poco de tomate, otro poco de cebolla y algunos condimentos serán la base del chupín, un guiso de pescado con mucho caldo, comida típica de la provincia cuyo nombre es un resumen de la geografía que la contiene. Entre Ríos, rodeada por el Paraná y el Uruguay y atravesada por una amplia red fluvial en todo su verde territorio, es cuna de pescadores cuyo duro y sacrificado oficio permite la creación de deliciosos platos.

Alguna vez la rica tierra de Entre Ríos tuvo viñedos de calidad. Fue en la Costa del Uruguay donde prosperó la práctica de hacer vinos. En la zona de Colón, Villa Elisa y San José, franceses, suizos y piamonteses trasladaron al terreno la tradición cultural de sus países de origen.

Pero la actividad fue eliminada de raíz por una decisión unilateral. Corría 1936, y el gobierno conservador de Agustín P. Justo (paradójicamente un entrerriano de Concepción del Uruguay) elaboró un plan de extirpación de los viñedos entrerrianos.

Tendrían que pasar más de 60 años para que esa legislación quedara sin efecto. El año 1997 marcó el proceso de desregulación de la actividad. Y fue entonces que en Entre Ríos algunos descendientes de aquellos abuelos europeos plantadores de vides, reiniciaron la recuperación de la actividad.

 


Gracias por tu interés en breve te estaremos llamando!

¿Estás interesado en anunciar en MaximaOnline?

Déjanos tus datos y un responsable del área comercial te estará contactando a la brevedad!
Completa tu Nombre!
Completa tu Numero de telefono!
Completa tu Email!

Estamos en Facebook danos un me gusta!