COLUMNA

08 de Enero de 2017

“Por el bautismo somos amados y enviados”, por Jorge Lozano

Por monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo coadjutor de San Juan de Cuyo y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social

Redes Sociales
Jorge Lozano

Hay realidades en nuestra vida a las cuales no le damos mucha importancia hasta que “nos cae la ficha”. Por ejemplo; respiramos, nuestro corazón late y no nos damos cuenta de su importancia. También nos pasa con la familia, los amigos… Ponderamos cabalmente su valor cuando estamos ante el riego de una pérdida.

Hoy celebramos en la Iglesia la fiesta de “el bautismo de Jesús”, y esto nos lleva a pensar en nuestra propia condición de hijos de Dios, miembros del cuerpo de Cristo, la Iglesia.

La palabra “bautismo” es de origen griego, y significa “sumergir”. Hace referencia a entrar en el agua, que es un signo del Espíritu Santo. Por eso San Pablo va a decir que “todos hemos sido bautizados (=sumergidos) en un solo Espíritu para formar un solo cuerpo (…) y todos hemos bebido de un mismo Espíritu” (I Cor. 12, 13). Qué hermosa manera de expresar una realidad tan profunda.  

El evangelio que hoy se proclama en las misas nos dice que: “Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él  y vino una voz del cielo que decía: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»”. (Mt. 3, 16 – 17)

Hay un par de signos ante los cuales es bueno detenernos y considerarlos. “Se abrieron los cielos” hace referencia al momento en el que después del pecado de Adán y Eva fueron expulsados del paraíso y les estaba cerrado su acceso (Gn 3, 23 – 24). Por Cristo “nuevo Adán” vuelve a abrirse el cielo.

Y la proclamación que hace el Padre “este es mi hijo el amado”, lo dice Dios también sobre nosotros en el bautismo, derramando el Espíritu Santo en nuestros corazones.

Después de haber pronunciado el nombre y dicho la fórmula “yo te bautizo…”, el sacerdote unge la frente de quien ha bautizado con el Crisma (una mezcla de aceite y perfume). La palabra “ungido” en hebreo se dice Mesías, y en griego, Cristo. Por eso es cierto cuando se afirma que el cristiano es “otro Cristo”, que significa otro ungido.

La unción es para el envío, la misión. Leemos en el Evangelio de San Lucas que la primera predicación de Jesús fue acerca de un pasaje del profeta Isaías: “El Espíritu del Señor está sobre mí porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres” (Lc. 4, 18).

Nosotros en el Bautismo también somos otros ungidos (o sea, otros Cristos) y también enviados a dar testimonio del amor de Dios.

La vocación a la misión nace en el Bautismo. Por eso el Papa va a decir que “en virtud del Bautismo recibido, cada miembro del Pueblo de Dios se ha convertido en discípulo misionero (cf. Mt 28,19). Cada uno de los bautizados, cualquiera que sea su función en la Iglesia y el grado de ilustración de su fe, es un agente evangelizador, y sería inadecuado pensar en un esquema de evangelización llevado adelante por actores calificados donde el resto del pueblo fiel sea sólo receptivo de sus acciones” (E. G. 120). Bautismo y misión van de la mano.

¿Te acordás de la fecha de tu Bautismo? Es como otro cumpleaños, un nuevo nacimiento, un gran motivo para dar gracias a Dios.

El próximo jueves 12 de enero se cumple un nuevo aniversario del terremoto de Haití, que en 2010 dejó un saldo triste de más de 200.000 muertos, cifra que es difícil de precisar y algunos aseguran que se eleva hasta superar los 300.000. Miles de mutilados y pobres que sobreviven aún hoy en tiendas de campaña. Niños, niñas y adolescentes obligados a prostituirse por un plato de comida. La peor cara de la pobreza y los miserables que se aprovechan de ella. Recemos por ellos.


Gracias por tu interés en breve te estaremos llamando!

¿Estás interesado en anunciar en MaximaOnline?

Déjanos tus datos y un responsable del área comercial te estará contactando a la brevedad!
Completa tu Nombre!
Completa tu Numero de telefono!
Completa tu Email!

Estamos en Facebook danos un me gusta!